El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
     
 
 
     
La Autorización Ambiental, la Licencia y la Comunicación Ambiental Inicio

La Ley 20/2009, de 4 de diciembre, de prevención y control ambiental de las actividades: La Ley 20/2009 establece el procedimiento para implantar en el territorio cualquier actividad económica que tenga incidencia en el medio ambiente. La ley tiene como objetivo alcanzar un elevado grado de protección de las personas y del medio ambiente; favorecer el desarrollo sostenible; contribuir a hacer efectivos los principios de eficiencia y servicio a la ciudadanía y facilitar la actividad productiva de manera respetuosa con el medio ambiente.

Clasificación por incidencia: La ley 20/2009 transpone la Directiva Europea 2008/1/CE (Directiva que derogó y sustituyó la 96/61/CE, de prevención y control integrados de la contaminación -IPPC); y clasifica todas las actividades en 3 anexos, en función de su incidencia sobre el medio ambiente: Anexo I (actividades sometidas al procedimiento de Autorización Ambiental); Anexo II (actividades sometidas al procedimiento de Licencia Ambiental) y Anexo III (actividades sometidas al procedimiento de Comunicación Ambiental). Hoy en día una nueva Directiva Europea, la 2010/75/UE, sigue profundizando en esta clasificación.
La Autorización Ambiental: La Autorización Ambiental es el procedimiento más complejo para implantar una actividad en el territorio. Estan sometidas a este procedimiento todas las actividades que tienen un gran impacto sobre el medio ambiente, como por ejemplo las refinerías, las centrales de producción de energía eléctrica a partir de combustibles fósiles con una potencia superior a los 50 MW; los mataderos con una capacidad de tratamiento superior a las 50 toneladas diarias; las cimenteras, o las granjas de cerdos con capacidad superior a las 2.000 plazas, entre otras actividades.
La Licencia Ambiental: Estan sujetas al procedimiento de Licencia Ambiental aquellas actividades que tienen un imacto notable sobre el medio ambiente, como por ejemplo las instalaciones de producción de energía eléctrica con una potencia comprendida entre los 2 y los 50 MW; los generadores de vapor con una capacidad de producción superior a las 4 toneladaspor hora; las instalaciones de extracción de sal marina; las instalaciones de laminación en caliente con una capacidad de producción de hasta 20 toneladas por hora y los procesos de forja, estampación y sinterización. También se encuentran sometidos a Licencia Ambiental los campos de golf, los talleres de reparación de vehículos que realizan operaciones de chapa o pintura, las gasolineras, los hospitales, los hoteles con más de 400 plazas y las instalaciones para el lavado de vehículos, entre otras muchas.
La Comunicación Ambiental: Con el procedimiento de Comunicación Ambiental el empresario comunica a la Administración Pública el inicio inmediato de su actividad económica, y puede empezar a trabajar tranquilamente. Enginytech prepara toda la documentación técnica y administrativa obligatoria que debe presentarse de manera que el empresario pueda empezar a desarrollar su actividad con toda garantía. Están sujetas al procedimiento de Comunicación Ambiental las actividades de centro geriátrico, los centros veterinarios, todos los hoteles que tengan un número de plazas inferior a las 400, los centros docentes, los establecimientos de turismo rural y los locales comerciales con una superficie superior a los 400 m2.
 
Actividades Inocuas: Las actividades inocuas no están inluidas en la Ley 20/2009, pero si que se encuentran sujetas a toda la normativa sectorial de prevención de incendios, accesibilidad para minusválidos y ruidos. En este caso, se debe comprobar y justificar el cumplimiento de la normativa de aplicación y adaptar el local, en caso necesario. Se trata fundamentalmente de pequeños establecimientos comerciales.